CHSIPITA VERANIEGA

Después de tantos meses sin saber de mi, muchos habéis preguntado ¿Qué pasa con tu Llama Gemela? ¿Lo has mandado a la hoguera? ¿Te has chumascao entera? A lo que respondo…

Nooo. Qué va. Ni mucho menos. Si aquí, lo de menos a sido lo de la Llama Gemela…

EL NIÑO DE LA CRESTA

(POR NO DECIR  EL NIÑO DE LOS COJONES, QUE NO QUEDA FINO)

A mi, el que me la lió en junio fue mi niño. Pero liada… liada. Liada al punto que me dijo en junio que quería irse a vivir con su padre porque le apetecía un cambio de aires.

Ai, pensaba que me moría viva pero claro, no puedo apoyar a mi amigo Juanjo en la custodia compartida y que mi niño me diga que quiere probar  vivir con su padre y poderme de frenopatico. No. Ante todo, coherencia.

Entre nosotros, que hay confianza, pasé unas semanas que pensaba que me daba un mal de la pena porque para la maternidad soy muy folclórica. Es lo que tiene incubar a la criatura 9 meses, que le pillas cariño. Y que coño, que soy yo la que se ha hecho cargo de él, siempre. Pero…

Entiendo que quiera ir a vivir con su padre, por la edad que tiene el niño y porque es su forma de explorar Mundo. Visto fríamente…

El niño se va con su padre, no va a un gulag. Va a tener agua caliente, una cama cómoda, interné, creo que piscina… y todas las comodidades modernas de la vida actual. Lo único que le va a faltar voy a ser yo chillando que se duche, que recoja los putos calcetines, que recoja la cocina que parece que vivamos en un corral, que haga los deberes, que estudie, que prepare la mochila, que haga lo que tiene que hacer.

Vamos, y se cree que en casa del padre va a hacer lo que le salga de las narices. Cosa que no va a ser así porque, ahora, será el padre el que lo marcará. Y lo perseguirá para que pase la escoba, se duche, recoja la cocina… mientras que yo seré la buena, la enrollada y la tolerante.

La que se pasará el fin de semana viendo vídeos con él, la del cine, las excursiones y la fiesta en general. Sin discusiones y sin desgastes, que también nos va a venir bien a los dos.

A él para darse cuenta de la realidad y a mi para re-situarme en el Mundo, que vengo de muchos años salvajes entre la enfermedad, las operaciones, el divorcio y el tema Llama.

Total, ahora sí me siento madre soltera. Pero, sobretodo, me siento una madre satisfecha, y libre.

Satisfecha porque, hasta aquí, he hecho todo lo que he podido. Mejor o peor, con más salud o menos, he dado todo lo que tenía, a todos los niveles. Pero, sobretodo, le he dado autoestima y confianza. Él siempre a sido un niño feliz, y es más de lo que puede decir mucha gente.

Y libre porque ésto de independizarse de los hijos no tiene parangón. Durante 13 años a sido mi vida entera mientras me dedicaba a orbitar a su alrededor. Me levantaba temprano para desayunar con él. Intentaba comer con él. Sacar un rato por la tarde para estar juntos…

Bueno, y resumiendo, si con ésto de las Llamas Gemelas me he esforzado y he buscado siempre mejorar y llevarlo a otro nivel, pues imaginad con mi hijo.

Igualmente, si hay algo que tenía que pasar era que mi hijo se fuera con su padre. Por tema geográfico y de estudios, se hubiera ido con su padre en dos años. Así que, de alguna forma, sólo se ha adelantado un poco.

Total, que después del disgusto inicial… me estoy adaptando a los cambios porque… la mudanza de mi hijo NO es lo más gordo que ha pasado éste verano.

Con éstas movidas ¿Qué dices de Llamas Gemelas?

Namasté

Virginia

Virginia

Incendiaria, creativa, alternativa y combativa son las cuatro palabras que mejor me definen. El resto es relativo, subjetivo y negociable. Puro zen versión Rock and Roll, o me paso o no llego o me paro por el medio.
Virginia
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on YummlyShare on TumblrShare on VKShare on StumbleUponShare on RedditFlattr the authorDigg thisBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

2 comentarios en “CHSIPITA VERANIEGA

  1. Brida dijo:

    Virginia he escrito en la entrada posterior sin leer esta, no me había dado cuenta de que llevabas ya tres, creo que no me llegan bien las notificaciones y yo, muy obediente estaba haciendo a pies juntillas el STOP LLAMA.

    Ahora entiendo la situación que citas en la siguiente con tu hijo. Yo no soy madre, pero no me hace falta serlo para entender que cortar ese cordón debe ser difícil, Pero como tu dices, has hecho todo lo que podías y más. Creo que muchas veces esas decisiones, aparte de por su inmadurez de creer que con el otro van a tener más libertad o poder hacer otras cosas es porque necesitan vivir esa experiencia de vivir con el otro progenitor para cerrar el círculo, está bien, no hay nada de malo en ello. Así que me alegro mucho de que hayas integrado esta situación tan bien, porque es positivo. El futuro es así afortunadamente para madres y padres. Fuera culpas y estereotipos!

    • Virginia dijo:
      Virginia

      Ai Brida, se me va el niño y me viene la abuela jajajajajajajaja no se les que doy que no hay forma de estar sola!!!

      Gracias por tus palabras 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.