Resumen de mi Llama recorrido

Aunque siempre he tenido la consciencia espiritual a full, a mi ésto de las Llamas Gemelas me pilló por sorpresa, con nocturnidad y alevosía.

Si bien es cierto que conocí a un Chico muy majete (estirándose los pelos lo veo si me lee ésto ejem-ejem) y que pasaban cosas raras entre nosotros, y con raro quiero decir telepatía en plan literal la vida siguió su rumbo y nos encaminó por tramos de vía diferentes.

¿Me acordaba de él? Sí, más a menudo de lo que me gustaría admitir y reconocer ¿Me imaginaba que podía ser mi Llama Gemela? Ni en sueños!!!

Porque raras, lo que para mucha gente son cosas raras… pues me han pasado siempre. Entonces ¿Dónde poner el límite del rarunismo? No era habitual que tuviera telepatía con nadie, ahí admitimos la peculiaridad, pero… con 20 años, tampoco nos daba para más.

Puestos admitir, tampoco me duele reconocer que ni creía en Almas Gemelas ni en Amores Cósmicos ni nada parecido. Por eso…

Casi me da un parraque cuando se destapó el tema de la Llama Gemela. Tal fue la impresión que me llevé y tanto me costó asimilarlo que me tardé lo mío en templarme los suficiente para reconocer a mi Llama Gemela, porque una cosa fue conocerlo y otra diferente reconocerlo.

¿Hoy por hoy? Bien ¿Has visto lo mono que me ha quedado el blog? Pues no te puedo decir más porque no sé más. Eso sí, aunque parezca una siesa en la foto… estoy feliz.

cargandoproxima-etapa

¿Demasiado corto? Pues se me ha hecho eterno 🙂