Reader Interactions

Comments

  1. Hola Virginia,

    Siento que hayas tenido que pasar por todas esas emociones del pasado, pero me parece muy valiente cómo lo has enfrentado todo, y además has tenido tiempo y ganas de renovar el blog para todos nosotros y nosotras. Me parece algo que tiene mucho mérito y creo que eres una persona muy fuerte y generosa. 🙂

    En cuanto a despertar la conciencia de la Llama Gemela, es lo que tú dices, al final todo pasa (o no pasa) por algo. A mí me pasó ayer que había puesto muchas esperanzas en un proyecto que me permitiría reorientar mi carrera profesional, lo tenía todo planeado, contaba con ello, ya me había hecho a la idea y… hizo aguas en media hora porqué una persona que me previno de que algo no estaba bien estaba allí en el sitio y el momento correctos. ¿Casualidad? A estas alturas, no lo creo.

    Ahora estoy en un momento en el que ha desaparecido mi proyecto que me iba a quitar muchas horas los próximos 8 meses, pero que valía la pena y que tantos beneficios me iba a reportar…en media hora.
    En el pasado, me hubiera frustrado mucho, me hubiera sentido perdida, triste y de mal humor. Pero ya no…ahora sé que todo pasa por algo y tengo fe en que el futuro me traerá algo mejor.

    Mi situación llamera está algo menos optimista, está sin estar, es decir, yo paso del tema y me centro en mí, pero oír un debate interno ajeno antes de dormir y al despertar y a veces a la hora del café…pues es un hartazgo considerable.
    Él se siente como un pajarito aplastado contra el muro de la desilusión si toma la decisión de ir hacia mí, y un día dice que me va a llamar y a acabar con esto de una vez y otro dice que mejor no, que no sabe lo que va a pasar en el futuro y que no se quiere arriesgar a quedarse “aplastado contra el muro”. Su sentimiento de vulnerabilidad me parece algo increíble, y a la vez me conmueve porqué sé como se siente, y pienso en los años y palos que me llevó a mí hacerme más fuerte, y pienso en todo lo que tiene que aprender, y creo que esto se eterniza.
    .Yo tengo la conciencia tranquila de habérselo puesto en bandeja, yo ya no puedo hacer nada más, pero “esto” de la telepatía no te deja pasar página…Es una pesadez, una pesadez inmensa.

    ¿Qué te puedo decir? Tus artículos me acompañan y reconfortan. Simplemente, gracias.

    Romi

    • Gracias por tus palabras, Romi. No ha sido sencillo pero ya verás el artículo de mañana 😉 Además me siento como tú, abrumada por la “cosa telepática”… Está todo en el artículo de mañana!!! (Flipo ahí porque hice los tres del tirón y me alucina tu comentario).

      Un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest