Aprender a actuar desde la confianza y no el miedo es uno de los pasos más importantes en el camino de las Llamas Gemelas. Por eso, hoy vamos con un ejercicio especifico que te va a ayudar a diferenciar desde dónde estás proyectando tu energía. Porque ya solo se puede actuar desde la confianza y no el miedo.

 

ACTUAR DESDE LA CONFIANZA Y NO EL MIEDO

Siempre oímos decir que hay dos formas de hacer las cosas, desde el miedo o desde el amor. Y un poco sí es así pero eso no siempre vale para la vida. Ni para las Llamas Gemelas. No digas ¡Oh, mierda! Es simple:

¿Qué no es amor cuando hablamos de Llamas Gemelas? Pues eso…

Hay muchas formas de comprender el amor… Ser amable es amor, responder un mensaje aunque ahora no te apetezca es amor, quedar con tu Llama porque es tu Llama aunque quieras dormir 12 horas es amor… es más ¿Cómo te vas a quedar durmiendo 12 horas y decirle que no a tu Llama Gemela? Eso no es amor. O no lo consideramos una actitud amorosa. Y es posible que no lo sea. Por eso es mucho mejor basarse en la confianza. No en el miedo y no en el amor.

Porque no está mal amar a la Llama Gemela o hacer cosas por y para a la Llama Gemela. No. No es eso. La cuestión de actuar desde la confianza y no el miedo es la cuestión de guiarnos por el SER en vez de por lo que se supone que tenemos que hacer. Y aquí están los matices y lo importante.

Tú puedes creer que es amoroso sacrificar tu sueño por tu Llama Gemela pero quizás, lo que está sucediendo es que… no te atreves a decirle a tu Llama Gemela que no te apetece quedar. Teniendo motivos o sin tener motivos. Es tu Llama Gemela, no te atreves a decirle que no. O…

También es posible que entres en la duda que si dices que no a tu Llama Gemela resulte que estés bloqueando el camino. O el encuentro. Y si miras un poco dentro ya no sabes si actúas desde el amor o desde el miedo a… (rellenar al gusto). A perder a la Llama Gemela. A alargar el proceso… Lo que sea. La cuestión es que…

La mejor manera de saber si estamos actuando desde la coherencia del SER es usando como guía la confianza. Porque el amor tiene muchas caras y formas. Y no son malas. Pero nos pueden parecer confusas y mezclarse con el amor. Por eso, vamos con el ejercicio de hoy.

 

EJERCICIO PARA ACTUAR DESDE LA CONFIANZA Y NO EL MIEDO

El ejercicio que tienes a continuación no es un ejercicio meditativo. Es, solo, una forma de detectar desde donde actúas. Y es mucho mejor si lo puedes hacer en -casi- cualquier sitio y lugar y que consiste en:

  1. Pensar en aquello que deseas hacer o decir a tu Llama Gemela.
  2. Buscar el sitio físico donde se localiza lo que quieres decir o hacer.
  3. Tocar ese punto con la mano y pedir a tu SER que lo ilumine o lo apague. Si se apaga era una actuación desde el miedo. Si se ilumina, hay confianza y coherencia.
  4. Llevar ese punto al corazón. Desintegrarlo si es oscuro. Hacerlo crecer si es luminoso y actuar desde esa confianza plena.
  5. Fin del ejercicio.

Aquí lo tienes en audio:

Porque como te dije AQUÍ, a veces pensamos que actuamos desde el amor pero detrás hay falta de confianza, de merecimiento, de… algo. Una falta de algo que nos lleva a la incoherencia con nuestro SER cuando lo que más nos pide el camino de las Llamas Gemelas es coherencia con nuestra esencia.

Namasté.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE

Virginia

Incendiaria, creativa, alternativa y combativa son las cuatro palabras que mejor me definen. El resto es relativo, subjetivo y negociable. Puro zen versión Rock and Roll, o me paso o no llego o me paro por el medio.
Virginia

Pin It on Pinterest