Suele ser complicado aceptar tanto algunas emociones como determinadas situaciones, verdad? Seh!!! Qué nos vamos a contar… pues eso…

Vamos con un ejercicio para trabajar la aceptación 🙂

INGREDIENTES

-1 almohada o cojín. Mejor si no tiene estampados o figuras.
-1dormir.

El día que decidamos empezar, vamos a agarrar el cojín o la almohada y vamos a ponerle un papelico con aquello que queramos integrar/aceptar. De día! Por ejemplo, imagina que quiero trabajar la aceptación de la separación Llama ¿Qué hago? Pues voy a escribir en un papel: acepto la separación física respecto a mi Llama Gemela y las emociones derivadas de dicha separación. Cuando esté listo, metes el papelito dentro (normalmente tienen cremallera) y, hasta la noche, ahí lo dejas. Si no tiene cremallera, le pones un alfiler. Hay que prepararlo de día para que se impregne de la energía. Antes de dormir, si le has puesto un alfiler lo quitas, abrazas el cojín y a dormir.

IMPORTANTE: vas a dormir con el cojín abrazado hasta que una mañana te despiertes sin estar abrazado al cojín. El día que el cojín esté rebotado por ahí, ya está hecho el trabajo, entonces…

Vas a quitar el papel de dentro, lo vas a quemar (el papel) y vas a meter el cojín el la lavadora, para limpiar la energía.

Aunque puedes repetir este ejercicio tantas veces quieras, es importante dejar algún día entre una y otra aceptación.

Este ejercicio también va muy bien para sanar al niño/a interior, la sombra, la energía masculina y femenina… es de gran y mucha utilidad!

SUGERENCIA
Elige un cojín que sea suave y que te guste. En el Ikea hay unos con forma de corazón baratos, prácticos y lavables que van muy bien.

 

 

Como este ejercicio trabaja a nivel subconsciente, lo que significa que… llegará a un nivel muy profundo. También es muy cómodo porque no supone llantinas, normalmente, ni shockes emocionales. Lo que sí puede pasar es que sueñes con el tema porque es la forma de hacerte llegar la información.

Con esto y una cama… dulces, reparadores y prácticos sueños 😉

Namasté 

 

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE

Virginia

Incendiaria, creativa, alternativa y combativa son las cuatro palabras que mejor me definen. El resto es relativo, subjetivo y negociable. Puro zen versión Rock and Roll, o me paso o no llego o me paro por el medio.
Virginia

Latest posts by Virginia (see all)

Pin It on Pinterest