Seleccionar página

Dicen que el camino evolutivo no tiene final, y ciertamente no lo tiene. El camino de las Llamas Gemelas tampoco tiene fin pero sí he llegado al final del camino. He llegado a manifestar a mi Llama Gemela y eso, para mi, significa que es el momento de dejar de trabajar con las Llamas Gemelas y pasar a hacer algo diferente.

En este artículo te cuento de forma precisa y pausada todas las etapas y procesos de mi recorrido. Y el por qué del fin del camino. Espero que la información que tienen estas palabras activen tu corazón hacia la reunión con la Llama Gemela porque la reunión es posible, cuando lo permites. Te lo aseguro.

EMPEZAR POR EL PRINCIPIO

Se supone que todas las historias tienen un principio, un nudo y un final pero cuando son historias de piel y de hueso y de gente real, el nudo de complica, el principio rara vez es un inicio y el final es solo la conclusión de una fase más. Por eso, simplemente voy a partir del ahora mientras te encajo las piezas de un puzzle que está vivo y por eso respira y transpira, crece, se desarrolla y evoluciona.

Conocí a mi Llama Gemela en esta vida sin llegar a conocerla. Lo vi de lejos y pensé: ese tiene que ser mi Llama Gemela. Y acerté. Puse el ojo, la bala y el corazón en él pero… no es fácil estar frente a la Llama Gemela y fue tal el impacto que me causó que me desvié 5 años para poder asimilar que ¡Eh! Ahí estaba mi Llama Gemela.

Mi Llama Gemela me acojonó por muchas razones. Podría rellenar mil millones de PowerPoints sobre cosas que me impresionaron de mi Llama Gemela pero no tiene sentido hacer ahora la lista. Simplemente era una mezcla de energía, vibración, atracción físico-sexual-espiritual y miedo básico. Miedo de vidas pasadas, de esta, de futuras… ¿Qué más da? Lo único importante es que lo vi, tan… ÉL que una parte de mi lo supo y necesitó darse aire 5 años para ventilarse.

También necesité esos 5 años para aprender. Aprender que soy infinita, que no necesito sanar, que soy creadora de mi vida y que soy su única e indiscutible DIOSA. Así, sin remilgos ni falsas humildades. Devoción mutua absoluta. Una devoción absoluta que te devora… hasta que te dejas comer por ella y te das cuenta que no te absorbe, te nutre. La cuestión…

Además de no permitir que nadie diga que esos 5 años fueron el periodo de separación con mi Llama Gemela añado que gasté esos 5 años aprendiendo que nunca necesité gastar esos 5 años y que, si hubiera querido, nos podríamos haber pasado esos 5 años viviendo aventuras y follando contra un árbol. O varios.

Gasté 5 años aprendiendo a aprender que no se trata de sanar, se trata de vibrar y que no necesitas que nadie te de permiso para reunirte con tu Llama Gemela. Que te reúnes con tu Llama Gemela cuando lo decides. Sí, cuando lo decides.

Cuando lo decides de corazón y dejas de creer que sabes lo que haces y lo que tienes que hacer. Básicamente, la reunión de las Llamas Gemelas sucede cuando dejas de estorbar. Y te dejas de justificar y de contar milongas surrealistas (que yo también me conté). Mira…

El contacto eterico con la Llama Gemela no es contacto. Y el Universo no es un cabrón que te pone dificultades para que estés con tu Llama Gemela. Ni tu Llama Gemela es tu ex. Ni todas esas cosas que te dices para seguir ahí en vez de abrir el corazón y decir: Llama ¡Ven! Me abro totalmente a ti.

Pero, en general, el Mundo Llama no está demasiado abierto al cambio y eso es lo que puso el final a mi camino y al blog.

Después de vivir el entusiasmo inicial de la Llama Gemela y saber que llegar a la reunión era muy sencillo (cuando se dan los pasos adecuados) me topé con la dura realidad: el general del Mundo Llama no quiere cambiar. No tiene el corazón abierto y no quiere asumir que no sabe cómo reunirse con su Llama Gemela.

En ese momento, al darme cuenta de eso, colapsé. Me pareció surrealista. Y me dolió, un montón. Me parecía increíble que la gente fuera llorando para estar con la Llama Gemela pero no diera los pasos simples y sencillos que te llevan a la reunión con la Llama Gemela… por eso decidí cerrar la web y dejar de trabajar con Llamas Gemelas.

Aunque digas que sí, que quieres reunirte con tu Llama Gemela (y aunque mandes muchos mensajes) realmente hay muy pocas personas comprometidas con las acciones que sí llevan a la reunión con su Llama Gemela. Y me sentí queriendo llenar a cubos un pozo sin fondo. Por eso me fui y voy a seguir fuera del Mundo Llama.

No quiero trabajar con personas que no quieren trabajar y, si alguien quiere trabajar, va a tener opciones porque… hay personas que me han pedido que deje abierto el blog y el material, para poder reunirse con su Llama Gemela. Aunque no iba a hacerlo, he decidido recoger el guante y probar si realmente es cierto que alguien quiere dar los pasos para reunirse con su Llama Gemela. Por eso, tanto en el blog como en el Mindset y en el curso de Registros tienes las claves para reunirte con tu Llama Gemela ¿Te comprometes a mirar con los ojos para ver las claves? Porque las claves de la reunión con  tu Llama Gemela solo son visibles para el Alma-Corazón. Si buscas desde la mente o desde la razón… lo que verás es NADA.

Pero si no te mientes a ti (a mi me da igual porque no me lo voy a tomar como algo personal) entre el blog y las herramientas que dejo a tu disposición, encontrarás la forma de reunirte con tu Llama Gemela.

Espero que ese sea tu deseo auténtico y te permitas esa reunión porque… no hay nada que se pueda comparar a la Llama Gemela. No hay dolor, no hay sufrimiento, no hay ansiedad, no hay dependencia… hay algo indescriptible, entre raro y chulo y emocionante y sorprendente y mágico y… que también está ahí para ti, si quieres.

Por mi parte, os dejo todo lo que os puedo dejar para trabajar, y muchos buenos deseos.

Ahora mi camino está en otro lado, en otro sitio, abriendo otras vías en otros terrenos. Espero que los Seres encargados de guiar a las Llamas Gemelas se pongan las pilas y despierten, para llevaros a buen puerto, seguro y rápido. Mientras, aquí está todo lo que os puedo dejar, todas las pistas y el material útil y efectivo. Todo lo claro y conciso. Algo real, vivido, experimentado y materializado. Os toca poner el resto.

Namasté.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE

Virginia

Coach para Llamas Gemelas y Coach para el Alma. Después de 5 años girando en bucle aprendí cómo podía manifestar a la Llama Gemela en la realidad física. Desde entonces mi propósito es ayudarte a alcanzar la frecuencia que permita que te reúnas con tu Llama Gemela.
Virginia

Pin It on Pinterest