Primera Parte

Segunda Parte

Tercera Parte

Cuarta Parte

Quinta Parte

Sexta Parte

Creatividad se adentró en su desierto particular, buscando algo, alguien, a Viajero, su Llama Gemela… intentando recordar. Caminó hasta agotarse, caminó tanto que le salieron ampollas en los pies. Atravesó todo tipo de dolor, cruzó vidas, mundos, planetas enteros. Se perdió, perdió el equipaje, perdió la esperanza, perdió su nombre, su identidad… sus miedos, su disfraz… incluso sus zapatos.

Cuando creía que no podía perder nada más, volvía a perder más y cuando pensaba que nada iba a encontrar… se encontró. Acurrucadita y hambrienta en un rincón. Se cogió en brazos y, muy amorosamente, se meció, hasta quedarse dormida, y fue dormida… que despertó.

Caminó mientras se recuperaba y caminó, aún, cuando perdió el camino, y la memoria, y los recuerdos, y todo lo que había en ella y vacía, se llenó. Se llenó de cosas raras, que hacia mucho tiempo que no sentía, no en esta vida, pero sí cuando estaba en casa.

Siguió caminando, saltando, de estrella en estrella, hasta que en una de ellas… un destello de la memoria la cegó. Era el destello de Viajero, disfrazado, camuflado en su personaje. Y ella rió de alegría, y se sentó en la Osa Mayor, a descansar, a esperar… y allí sentadita se puso a jugar para que cuando llegara su Viajero, la pillara entretenida.

Maestro miró a Creatividad, contento. Al fin había empezado a escuchar… se había acabado el sufrimiento para una de sus estrellitas, esa bolita ya era feliz. Satisfecho, se giró y miró a Viajero, que estaba algo confundido, mirando al Cielo, buscando una señal… Maestro sopló sobre sus dedos y le mandó una estrella fugaz que lo iba a llevar a su hogar. 

Aurora Beltran Silencio

 

Aquí acaba un ciclo, una parte de la historia, algo que continuará… pero que no me corresponde escribir porque esa tarea… es para él, para mi Llama Gemela. Él es el autor del próxima entrega, el co-autor de mi vida.

Namasté 

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE

Virginia

Incendiaria, creativa, alternativa y combativa son las cuatro palabras que mejor me definen. El resto es relativo, subjetivo y negociable. Puro zen versión Rock and Roll, o me paso o no llego o me paro por el medio.
Virginia

Pin It on Pinterest