Con la coronación de los Reyes Magos acabamos con las fiestas Navideñas y, supuestamente, volvemos a la normalidad, si es que la normalidad existe. Pero hoy es el día de los Reyes Magos… día de QUEMAR LA CARTA A LOS REYES MAGOS y día especial para nuestro Niño Interior. Por eso… vamos a dedicarle hoy una especial atención a esa parte de nosotros que es sabía y que, la mayoría de veces, también está herida pero ahora te cuento con calma 🙂

 

LA CORONACIÓN DE LOS REYES MAGOS Y LA MAGIA DEL NIÑO INTERIOR

Sé que has oído nombrar mucho eso del Niño y la Niña Interior pero es posible que no tengas muy claro qué es realmente esa parte de nosotros y qué aspectos influye por eso te digo que el Niño y la Niña Interior tiene tres aspectos básicos en nosotros. Nuestros N. I. se encargan de:

Nuestra parte herida. Esa parte que está fracturada vida tras vida y que puede manifestarse con un problema de autoestima, por ejemplo. Ojo, no digo que nuestros N. I. estén heridos, digo que son la parte de nosotros que gestiona la parte herida. Dicho de otro modo: es como el niño o niña de los anillos en las bodas pero en vez de llevar los anillos, lleva las heridas de vidas pasadas. Sé que soy un poco bruta haciendo esta comparación pero ¿A qué me has entendido? Eá. Ahora bien… ¿Por qué nuestros N. I. se encargan de nuestra parte herida? ¿Por qué no lo hace el Yo Superior, el Yo Íntimo u otro Yo? Nuestros N. I. se encargan de nuestra parte herida porque también se encargan de…

Nuestro Pleno Potencial. Y el Pleno Potencial viene a ser nuestras máximas capacidades. Pero no capacidades a nivel funcional. No es solo nuestra capacidad para arreglar un enchufe. En el caso de los N. I. nuestro pleno potencial es la capacidad de sentirnos plenos, cómodos, confiados, amados, etc. Y no, no tiene que ver con el hacer, tiene que ver con el SER porque el hacer es relativo mientras que el SER es eterno. Además, nuestro pleno potencial está íntimamente ligado a nuestra parte herida. Está íntimamente ligado a nuestra parte herida y también está íntimamente relacionado con…

La conexión con la Divinidad. Es N. I. mediante que se manifiesta nuestra intuición y nuestra sabiduría divina e innata.

 

LO MISMO PERO DICHO DE OTRA FORMA

Nuestros Niños Interiores son como una especie de mapa que nos enseña qué heridas nos impiden manifestar nuestro máximo potencial y la parte Divina en nosotros.

Por eso es importante hacerse cargo de nuestros N. I. y eso es lo que vamos a hacer hoy, día de los Reyes Magos.

 

 

 

PARA NOTA

Si quieres dejar en bragas la coronación de los Reyes Magos porque vas a ir para nota con tu N. I. te recomiendo un ejercicio que no es ni un ejercicio, que es algo muy sencillo y tonto pero sencillamente efectivo.

Cuando puedas o cuando quieras, compra eso que te hacía tanta ilusión y que no tuviste nunca. Da igual si es una muñeca o una metralleta de juguete. Compra ese juguete, o una replica o algo parecido, y disfrutalo. Verás…

No se trata de comprar una muñeca para jugar con la muñeca pero… sí para olerla y para tenerla. Sí para decir: lo he conseguido. Porque te voy a decir una cosa… aún piensas en ello. Si no te importara, no pensarías en ello ¿Qué tan importante no será para ti cuando aún piensas en ello? Y sabemos que no es el objeto. Sabemos que no llevas tanto tiempo pensando en ello por el objeto en sí, es el sentimiento que relacionas con ese objeto así que… ¡Deja de desearlo y a por ello! Quítate eso de encima y no lo cargues más. Después…

Igual lo disfrutas mil como que te da muy igual, lo que también está bien porque significa que quizás no deseas lo que crees que deseas. La cuestión es que: es el momento ser soberanos y se empieza a ser soberanos haciéndonos cargo de nosotros mismos. No hay nada mejor para hacernos cargo de nosotros mismos que darnos lo que nos hace feliz. Sobretodo cuando estamos en esa edad en la que los Reyes Magos se han olvidado que también tenemos derecho a jugar y a divertirnos…

Porque ¿Cuántos juguetitos – de gozarlo – te han traído los Reyes Magos?

Namasté 😉

P.D: Ah, los Reyes Magos sí me han traído un regalo de gozarlo. Una lectora me ha regalado una carta numerológica.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE
Virginia

Virginia

Incendiaria, creativa, alternativa y combativa son las cuatro palabras que mejor me definen. El resto es relativo, subjetivo y negociable. Puro zen versión Rock and Roll, o me paso o no llego o me paro por el medio.
Virginia

Latest posts by Virginia (see all)

Pin It on Pinterest