Desde hace unas semanas hacia acá parece que hay una epidemia de personas dudando sobre quién es su Llama Gemela y, como comenté,  a mi me pillas que tampoco tengo claro quién es mi Llama Gemela ¿Por qué tampoco tengo claro quién es mi Llama Gemela? Hoy te lo cuento por escrito 🙂

 

TAMPOCO TENGO CLARO QUIÉN ES MI LLAMA GEMELA

Y antes de decir nada más reafirmo que, tampoco tengo claro quién es mi Llama Gemela y que no me siento mal por ello. Demasiado poco que ahora tenga dudas con todos los trompicones que he me he llevado en el camino de las Llamas Gemelas. Resumido:

Tengo un sueño donde aparece el término Llama pero no hay chico Llama físicamente. Tengo un montón de regresiones espontaneas super chungas que no me dan tregua durante meses. Sueño con el blog de Llamas (fecha de inauguración incluida). Después de eso, hago el decretazo Llama y parece que sé quién es hasta… ahora.

Ahora, tampoco es que haya pasado nada excepcional. Solo alguien extraordinario. Entiende, cuando digo extraordinario me refiero a alguien que se sale tanto de órbita como la supuesta Llama 1 pero… que es un poco al revés.

A Llama 1 lo veía todo, entero. Hasta los pensamientos. A Llama 2 no lo veo ni aunque lo tenga delante. Nada. Es como si tuviera una venda en los ojos, completamente. 1 es raruno pero 2 es único en su especie. Y así podría seguir hasta la eternidad porque son como dos aspectos iguales y contrarios. Vamos, que el Universo conmigo no tiene medias tintas

O me lleva a lo más pijo que te puedes encontrar o nos vamos a Tarzán. Y no, no estoy de coña. Como sea mi Llama Gemela me veo mal, muy mal. Fatal. Me veo pidiendo kits de supervivencia… y no soy exagerada. Aunque, si resulta ser mi Llama Gemela, pues habrá que adaptarse al medio y sobrevivir llevando conmigo la mascarilla líquida porque a mi ya no me separas de la mascarilla líquida. No. Puedo negociar muchas cosas pero eso no. La cuestión…

No tengo dudas porque me haya puesto a sumar fechas de nacimiento (la de 2 ni la sé) ni porque haya un aluvión de señales cósmicas (que las hay) ni por nada extraordinario. Solo que ha ido así la cosa. Más bien han sido sensaciones raras las que han generado las dudas. Además, 2 es la primera persona en la que pensé cuando supe qué eran las Llamas Gemelas. También te digo que lo pensé un poco a voleo pero lo pensé. Y no me descuadra. Encima…

Como hemos hecho el cambio de Rayo, de Arcángel y de Diosa tampoco me parecería raro que mi Llama Gemela fuera 2 en vez de 1. Quiero decir que si nos ponemos en situación, encaja bastante.

 

PONTE QUE VAMOS A LA SITUACIÓN

Imagina que eres mi Yo Superior y sabes que cuando me pongo en plan niñata de la ESO tengo una pedrá. Sabes que, aunque ni me lo imagine, me va a dar la energía la vuelta y la revuelta. Dentro y fuera. Arriba y abajo. Final con doble tirabuzón. Y sabes que soy una bocazas total ¿Qué haces? Me llevas para otro lado para quede a 2 vivir tranquilo mientras se coloca 2. Porque a 2 lo tengo muy a mano.

Si llego a saber-creer que es mi Llama Gemela os digo que la lío. No un poco. No a ratos. No. Se la lío los dias pares, los impares y los años bisiestos. Liada de mañana, tarde y noche. Vaya si la hubiera liado porque ya la he liado solo teniendo la sospecha. Y la he liado en mucho menos tiempo…

En 5 años al pobre 2 lo lo hubiera dejado para el arrastre infinito. Lo hubiera dejado pidiendo la baja por estrés ¿Forma de dejarlo vivir en paz sin tener que pedir una orden de alejamiento? Llevarme hacia otro lado y fin. Aunque…

Esto que te cuento es una completa suposición porque puede que 1 siga siendo 1 y 2, 2, y no haya cambio de Llama Gemela y todo siga que igual. Que puede ser. Es más… me da igual si cambia la conciencia Llama de 1 a 2 o si me quedo igual. Y, aunque no lo parezca, es lo que te quería contar hoy. Sobretodo si tienes la duda sobre quién es tu Llama Gemela.

 

LO QUE TE QUERÍA CONTAR HOY SOBRE LA DUDA CON LA LLAMA GEMELA

Por determinadas situaciones, es normal que en algunos momentos dudemos sobre quién es nuestra Llama Gemela pero ¿Y qué? Entiende…

Somos humanos, nos cae la hecatombe Llama encima, el despertar espiritual (o su equivalente), se te abren las carnes, se te aflojan los chakras. Con este panorama ¿También tengo que acertar quién es la Llama Gemela a la primera? Pues quizás no lo sé ni a la primera ni a la segunda. Incluso, puede ser que me dé igual quién sea mi Llama Gemela. Ojo…

No estoy diciendo que sudo de Llama Gemela. Estoy diciendo que no me importa si mi Llama Gemela va en el envase 1 o en envase 2 porque, al fin y al cabo, es mi Llama Gemela. Y cuando sea el momento de discernir, no me voy a equivocar.

Ahora me da lo mismo porque, y se lo he dicho a mis amigas, no tengo que firmar nada con nadie. No tengo que firmar una hipoteca con nadie. Por no tener, no tengo ni que quitarme la ropa ¿En serio voy a preocuparme por el formato de mi Llama Gemela? Os aseguro que no. Al contrario, tengo todo el tiempo del Mundo. Si total…

Mi Llama Gemela es mi Llama Gemela lo mire por donde lo mire o lo vea como lo vea. Si ahora no lo veo claro, lo dejo en stand by hasta que lo tenga claro. Pero te digo más…

Después del tiempo que llevo sin ver a 1 lo raro sería que no tuviera dudas. Así que… si no tienes claro quién es tu Llama Gemela, no te preocupes. No solo porque cuando llegue el momento sabrás quién es tu Llama Gemela. Es que, si quieres saberlo, pronto vas a tener una herramienta que te dará la respuesta de forma inequívoca. Porque si pasamos, pasamos pero si nos ponemos a ver quién es la Llama, lo hacemos sacando la artillería y para alcanzar el éxito total. O no vamos a nada o logramos el todo.

Y eso os quería decir hoy al contaros que tampoco tengo claro quién es mi Llama Gemela.

Namasté.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE

Virginia

Incendiaria, creativa, alternativa y combativa son las cuatro palabras que mejor me definen. El resto es relativo, subjetivo y negociable. Puro zen versión Rock and Roll, o me paso o no llego o me paro por el medio.
Virginia

Pin It on Pinterest